lunes, 21 de octubre de 2013

La asertividad y las emociones

 Hemos hablado en otras entradas anteriores de la educación afectivo-emocional. Un aspecto de esta educación es el desarrollo de la asertividad en el niño.
La asertividad hace referencia a la capacidad o la habilidad de los seres humanos para afirmar su propia personalidad, es decir, para ser sí mismos. Es la capacidad de manifestar nuestras opiniones, aspiraciones, sentimientos y deseos de una manera franca y teniendo en cuenta los derechos y deseos de las otras personas, respetando la dignidad propia y la de los demás.
 La asertividad tiene mucha relación con lo que vimos en otra entrada de este blog sobre la capacidad para la desobediencia frente a la autoridad o la presión del grupo.

Para explicar el concepto de asertividad podemos hacer referencia al personaje de una comedia, Zelig (1983), del director norteamericano Woody Allen, en la que se entremezcla el humor característico del director, con la apariencia de un falso documental.
 La historia se desarrolla a finales de la década de 1920 cuando un extraño hombre empieza a llamar la atención pública debido a sus repetidas apariciones en diferentes lugares con diferentes aspectos. Este hombre, Leonard Zelig (Woody Allen), tiene la capacidad sobrenatural de cambiar su apariencia adaptándose al medio en el que se desenvuelve, por lo que es conocido como el hombre camaleón. A partir de estos datos se empieza a narrar su historia, incluyendo testimonios y presentación de los hechos, a manera de documental, de diferentes testigos de los acontecimientos. Entre ellos, el de la psicoanalista Eudora Fletcher (Mia Farrow), una mujer persistente y algo ambiciosa que busca analizar el estado mental de Zelig no sólo por su vocación, sino también para lograr su propio reconocimiento. La Doctora Fletcher llega a descubrir en Zelig un extremo caso de inseguridad que lleva a éste a camuflarse entre las personas, adaptando su apariencia para poder ser aceptado (cuando se mezcla con personas judías le crecen barbas y tirabuzones, cuando se mezcla con personas negras su piel y hasta su tono de voz cambian,...). A partir de ahí, la relación entre Zelig y Eudora se hace más especial hasta llegar a entablarse un romance entre ellos, a medida que Zelig hace progresos en su recuperación.                                                                    (Source: wikipedia)


Cuestiones: 
- Zelig afirmaba que se había convertido en el "hombre camaleón" por su deseo de ser querido, de no ser rechazado por los demás. ¿Crees que esta conducta está presente en nuestra sociedad actual? ¿En qué casos?
-¿Dónde situarías los límites de la asertividad, de la autoafirmación personal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada