sábado, 20 de abril de 2013

Diario de clase: Comentario y lectura del capítulo 6 de "Ética para Amador":

El martes 16 de abril, planteamos la organización del comentario-debate sobre la lectura del libro "Ética para Amador" de Fernando Savater.
- Semanalmente, los martes, propondremos un nuevo capítulo para el martes siguiente.
- Buscaremos un espacio cómodo y agradable para la lectura y el debate, aunque el elevado número de participantes a veces nos haga permanecer en clase. De todas formas, nos dispondremos en círculo para facilitar la participación y la comunicación.
- Propondremos un coordinador/a, que modere y plantee preguntas que estimulen la participación de todos.
- Se sugiere que todos anotemos en una ficha o libreta las ideas o reflexiones que le haya sugerido la lectura del capítulo. En forma de temas o ideas clave, de cuestiones o de dudas.
- Es importante plantear correctamente debates éticos sobre las cuestiones que plantea Savater en el libro: la felicidad, la buena vida, la libertad...
- Asimismo debemos intentar mezclar el aprendizaje con el debate: es importante ampliar los márgenes del libro, buscando datos sobre la época en la que se desarrolla la acción, analizando el estilo o documentándonos sobre el autor o sobre las ideas éticas que trata.
Por último, se sugiere anotar también algún pasaje del capítulo que le haya gustado, para poder leerlo en voz alta a los demás, explicando luego el motivo de su selección.
Al final, el coordinador/a, invitará a todos a dar su opinión final sobre el capítulo, en una rueda de conclusiones.

Sobre el capítulo 6, titulado "Aparece Pepito Grillo", comenzamos comentando la afirmación de Savater de que "la única obligación que tenemos en esta vida es la de no ser imbéciles". Debatimos sobre los tipos de "imbéciles morales" que señala Savater (el que nunca sabe lo que quiere, el que lo primero y lo contrario de lo que se le presenta, el que todo lo deja para más tarde...) y sobre la etimología de la palabra.
También explicaron algunos compañeros el sentido del título del capítulo: el personaje de Pepito Grillo, que era la voz de la conciencia de un siempre atribulado Pinocho.
Algo polémica nos pareció la afirmación de Savater acerca del "egoísmo consecuente", del que sabe lo que le conviene para vivir bien y se esfuerza para conseguirlo. Es cierto que uno puede ser el peor enemigo de uno mismo, como cita Savater en las figuras de Calígula y Ricardo III, y que para alcanzar la "buena vida" debemos querer lo mejor para nosotros mismos. Pero, aunque, como señala Savater, esa buena vida sólo puede darse humanamente entre los demás, si miramos en el diccionario el término egoísmo, leemos: "Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace seguir desmedidamente el propio interés, sin cuidarse del de los demás".
Finalmente, el capítulo termina conduciéndonos otra vez al tema de la libertad, fundamental en cualquier reflexión ética. Savater afirma que para tomarse en serio la libertad hay que ser responsable, y no evitar descargarnos de su peso ante cualquier dificultad. Debemos ser conscientes, señala Savater, de que "cada uno de mis actos deja huella en mí mismo antes de dejarla en el mundo que me rodea", que cada uno de nuestros actos nos va definiendo y construyendo. Como decía el protagonista de Gladiator: "Todo lo que hacemos en este mundo tiene su eco en la eternidad". Aunque eso quizás no sea sino un halago excesivo a la vanidad humana.
Por último, además de ser responsables de nuestra libertad, debemos tener el coraje y el esfuerzo de buscar la buena vida humana a la que aspiramos. Pues la virtud, como indica Savater, viene de vir (la fuerza del guerrero).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada