martes, 30 de abril de 2013

Lectura y comentario del capítulo 7 de "Ética para Amador": "Ponte en su lugar"

Continuamos con nuestro "club de lectura" en torno al libro "Ética para Amador". Hoy comentamos el capítulo 7, que comienza con el estremecimiento del solitario Robinson Crusoe al descubrir la huella de un pie humano. Ahí, señala Savater, comienzan los problemas éticos: ¿Será amigo o enemigo? ¿Nos entenderemos? ¿Cómo debo comportarme con ese extraño?
La ética, advierte Savater, nos enseña a cómo vivir bien la vida que transcurre entre seres humanos; a que una vida realmente humana no se limita a la supervivencia.
Pero en el relato de Defoe aparece otra cuestión relevante: las diferencias y semejanzas entre lo que antiguamente se denominaba "civilizados" y "salvajes". Existen diferencias de valoración moral según la cultura o la época, pero podemos aceptar que existe una coincidencia en el plano ético: la necesidad de pensar criterios para justificar lo aceptable y rechazar lo intolerable.  
En el relato de Savater aparece otro personaje, el emperador romano Marco Aurelio, que en sus meditaciones acerca de cómo debemos estimar a los demás seres humanos señalaba la importancia de comprender ("buscar su humanidad") y de considerar nuestra capacidad de imitación, de servir de modelo. Debatimos sobre la importancia de intentar comprender antes de juzgar, de cómo luchar contra los prejuicios e ideas preconcebidas acerca de las personas o sus comportamientos. Aunque comprender no tenga porque llevarnos a justificar dichos comportamientos, sino en ocasiones a condenarlos. Pero algunas personas entienden que intentar comprender ya es un signo de debilidad con el que ya previamente han juzgado y condenado.

También aparece la figura literaria del monstruo de Frankestein, y las relaciones entre el mal y la desgracia: "Soy malo porque soy desgraciado". Debatimos sobre la responsabilidad ética individual y  los condicionantes sociales y culturales de nuestros comportamientos. Valoramos así más la generosidad del que apenas tiene que la del que todo posee. Hay personas que deben luchar para no reproducir todo el mal moral y social en el que viven y en el que se educan. Ponemos algunos ejemplos de las noticias de la prensa y la televisión.

 Savater afirma, en un tono algo nietzscheano, que debemos elegir entre ser ratones que se preguntan temorosos por qué les pasará, o ser como los leones que se preguntan simplemente sobre qué es lo que harán.

Javier Aranda y otros compañeros eligen como frase para el comentario la siguiente:
"No siempre hagas a los demás lo que desees que te hagan a ti: ellos pueden tener gustos diferentes"
Señalan que la han elegido porque es una crítica a la conocida expresión "Haz lo que te gustaría que te hicieran a ti"; porque como señala también Savater, no a todos nos gustan las mismas cosas, y porque tenemos derecho a ser "raros". El profesor comenta esto último y explica las ideas de la teoría queer en relación al respeto a las minorías sexuales, un tema que está muy de actualidad en Francia, como podéis ver en otra entrada de este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada