viernes, 22 de marzo de 2013

La búsqueda de la felicidad



Frente a los manuales de autoayuda, la nueva farmacopea o los cuidados del cuerpo, que nos prometen la felicidad, que sustituyen -o refuerzan- las viejas y nuevas religiones, la reflexión ética actual es muy crítica con la idea de la felicidad como mercancía.
 Obligados a una absurda contabilidad del deseo: se nos anima a ser "positivos", se rechazan las actitudes críticas como "negativismo", como algo propio de quienes no saben buscar el lado bueno de las cosas.
En un viejo artículo de José Ramoneda titulado "Una quimera contemporánea", el autor hacía interesantes reflexiones sobre la felicidad y sus mitos:
Ciertamente, como dice Bertrand Russell, todo el mundo "prefiere ser feliz que desdichado". Pero probablemente el error está, como señala el propio Russell, en querer buscar la felicidad en una sola dirección y en querer hacer de ella el horizonte y norte único. "Me gusta demasiado la vida para querer solamente ser feliz", dice Bruckner. Quizá el truco de la felicidad lo encontremos en Clement Rosset: "Obtener de la realidad más de lo que podíamos razonablemente esperar". Pero esto no es un estado, es cierta habilidad para optimizar el paso por la tierra, sin esperar de ella más de lo que corresponde a un hombre cuya mayor riqueza es ser hombre y aspirar a seguir siéndolo. La exigencia de ser felices ha empedrado el mundo de desgraciados. Frente a la obligación de ser feliz habrá que reivindicar la libertad de ser feliz. Y hacerse encontradizo con la felicidad.

Cuestiones:
-  Lee entero el artículo de Ramoneda y expón tu opinión sobre las ideas que ahí se expresan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada