sábado, 25 de junio de 2011

La ética de los medios de comunicación, I


La organización internacional Survival ha denunciado al programa Perdidos en la tribu, de la Cuatro, por el uso de términos como "tribus primitivas" y por la forma de presentar sus hábitos o rituales. Un ejemplo de esto lo puedes ver en la propia página web de la cadena.
La denuncia de Survival no es la primera que recibe Perdidos en la tribu, un espacio al que la Fundación CEAR –ONG que trabaja en Namibia– acusó de "poner en ridículo a una de las culturas más antiguas del planeta". A mediados de mayo, la organización tachó a la cadena privada de hacer un "espectáculo de su forma de vida", ya que según su responsable de sensibilización se trasladó a doce familias a 700 kilómetros de sus casas para la grabación del programa, alterando su ritmo habitual de trabajo y educación de los más pequeños. Como nos señala el bloguero Toni Campos:
En este programa, lo que menos va a importar es dar la verdadera imagen de esas tribus, ya que como han declarado los mismos productores del programa “Cuatro lo único que ha hecho ha sido comprar un formato que se ha realizado en muchísimos países” y han reconocido que “la productora busca los aspectos más pintorescos” para subrayar este choque de culturas, y para ello “se han acentuado los aspectos más rupestres” de las tribus. Es cierto, el programa es la adaptación española del formato belga Ticket to the tribes, que se ha emitido en países como Holanda o Alemania. En la mayoría de las ediciones en los diferentes paises en que se ha emitido, participan las mismas tribus, lo que incita a pensar que las familias españolas no les van a resultar tan sorprendentes como parece. Según reconocieron los responsables del programa, las reacciones de los indígenas son fingidas. Las tribus se convierten en parques temáticos , donde los indigenas son considerados como parte del decorado, no como personas en si. Ante las criticas los de CUATRO dirán, como de hecho ya argumentaron en la edición anterior, que las tribus participan voluntariamente Como si la pobreza diese muchas opciones para elegir o como si les explicasen a los lideres de las tribus, que el proposito del programa es hacer mofa de las costumbres de la tribú. La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) cree por su lado que este reality transmite “una imagen errónea de las comunidades tradicionales africanas”. AECID expresó su “preocupación” ante las “consecuencias negativas” que la emisión del programa puede provocar en las tribus que en él participan, . En concreto denunciaron los efectos negativos a dos de las tres tribus particpantes, los himba (en Namibia), y los mentawai (en Sumatra) en la primera edición del programa. Para acabar, lo que ya ha publicitado Cuatro para los Hammer y que podeis ver con vuestros ojos en su propia web “Los Hamer viven en una apartada región al sur de Etiopía y son considerados como uno de los pueblos más tradicionales de su país. Cuando a un niño le duele el estómago, esta tribu mata a una cabra y le coloca los intestinos en la cara para que sane pronto. Uno de sus más destacados rituales tiene lugar en el paso de la juventud a la madurez. Para convertirse en hombre, el niño ha de saltar desnudo por encima de una larga fila de vacas, mientras los miembros femeninos de su familia reciben latigazos como símbolo de orgullo y devoción. Cuantas más cicatrices tenga una mujer hamer como consecuencia de este rito, más respetada será. Una de las señas de identidad de este pueblo es el pelo de las mujeres: lo pintan de color rojizo con una mezcla de ocre y grasa animal. En cuanto a su gastronomía, no es extraño verles tomar sangre de toro.

A continuación, puedes escuchar el último canto en lengua "bo".Recientemente murió la persona más anciana de un pueblo indígena de las Islas Andamán de la India. Boa Sr, que murió a la edad de 85 años, era la última persona que hablaba “bo”, una de las diez lenguas granandamanesas. "Se cree que los bo llevaban viviendo en las Islas Andamán unos 60.000 años, lo que les convertía en los descendientes de una de las culturas humanas más antiguas de la Tierra. Cuando los británicos colonizaron las Islas Andamán en 1858, los granandamaneses sumaban 5.000 personas. La mayoría fueron asesinados o murieron por las enfermedades que trajeron consigo los colonizadores. Tras no lograr “pacificar” a los pueblos indígenas por medio de la violencia, los británicos intentaron “civilizarles” capturando a muchos de ellos y manteniéndoles en lo que se conocía como “Hogar Andamán” . De los 150 niños que nacieron en este lugar ninguno vivió más de dos años. Los granandamaneses supervivientes dependen en gran medida de los alimentos y el cobijo que les proporciona el Gobierno de la India. El abuso del alcohol está extendido entre su población" (Fuente: www.survival.es).
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada