viernes, 23 de marzo de 2012

Actualidad: ¿Es la crisis económica actual una crisis de valores morales?

Paul Krugman, economista y premio Nobel, advertía en un artículo reciente ("Dinero y moralidad", El País, 12 de febrero de 2012) del perverso argumento de ciertos sectores conservadores por el que la actual crisis económica  no era fruto de la especulación financiera y de un sistema económico capitalista injusto y desigual, sino del supuesto hundimiento de los valores familiares de la clase trabajadora, "lo cual por alguna razón es culpa de los liberales" (que en EEUU representaría el Partido Demócrata).
En nuestro país, también hay sectores que parecen sugerir que la actual crisis económica sea una especie de castigo a la falta moral de "haber querido vivir por encima de nuestras posibilidades", lo que -traducido a un lenguaje más preciso- sería, para algunos, el fracaso de la pretensión de acceder a la "sociedad del bienestar" (nunca alcanzada en nuestro país); una pretensión especialmente "dañina" para las clases trabajadoras, que "tenderían así a acomodarse", abandonando la "cultura del esfuerzo" que "tan buenos resultados" parecen dar a los trabajadores chinos (modelo actual de trabajador "sacrificado" y sin derechos).
En el caso norteamericano, como señala Krugman, los conservadores relacionan la crisis con las transformaciones en las familias tradicionales trabajadoras. Pero no es una cuestión moral, sino económica: se ha producido una reducción drástica de las oportunidades de empleo al alcance de los hombres con un nivel de estudios bajo, mientras que el modesto incremento salarial en las rentas más bajas proviene de las mujeres (tanto porque hay más mujeres entre los asalariados como porque los sueldos de las mujeres no están tan por debajo de los de los hombres como solían estar). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada